Ser parte

Por naturaleza buscamos ser parte de algo; de un grupo, de una comunidad, de una pareja. Es parte de nuestro ser; somos siempre integrantes de un estructura más grande y complicada que nosotros mismos. Parte de una sociedad, de una cultura.

Algunos de estos grupos no los elegimos, sino que ellos nos eligen a nosotros, como la familia, el primero y más importante de todos. Pero casi todos los demás son nuestra elección.
Los grupos a los que pertenecemos ayudan a definir nuestra personalidad y por tanto, quiénes somos. Nos hacen ver las cosas de cierta forma, tomar o dejar hábitos y encausan las conversaciones que tenemos en la cabeza: nuestras ideas.

Es por eso que es tan importante elegir bien a la gente que nos rodea, porque serán parte fundamental de nuestra relación con el mundo.

Haz un sencillo ejercicio: piensa en las cinco personas con las que pasas mas tiempo en el día. No las que más quieres, ni las que te caigan mejor, sino con las que compartes más. Y reflexiona sobre como influyen en ti; su actitud, su energía, sus acciones.

Y después piensa que tú también eres parte de los cinco de alguién más. ¿Qué les puedes ofrecer? ¿Cómo puedes ayudar a que su vida sea mejor?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *