Ofrece valor

Hoy a eso de las 11 de la mañana entró una chica a la oficina, no tendría mas de 25 años. Llevaba su mochila al hombro y algunos papeles en la mano.
Sin hacer mucho ruido se dirige a la persona del primer escritorio:

– Hola.
– Ehm, venía a dar mi currículum.
– Ok, aquí déjamelo. Gracias.

Acto seguido se da media vuelta y sale mas rápido de lo que llegó. Ni siquiera pude verle bien la cara.
Seguramente su hoja de papel, que hizo con tanta esperanza, se quedará archivada en más de una empresa, incluida esta.

Entiendo el valor que se requiere para entrar en una empresa que no conoces y presentarte. Salir a buscar trabajo después de haber acabado la escuela y con el cv maquillado para que no se vea tan vacío. También entiendo que no es fácil encontrarlo en una situación como la actual, con esos porcentajes tan altos de desempleo juvenil.
Pero por lo mismo creo que ir a echar curriculums como si fueran panfletos de ofertas no es la mejor estrategia. Si ya te decidiste a buscar trabajo y estás dispuesto a dedicarle tu tiempo y energía a una empresa, ve a por todo.

Ofrece valor

Uno de los errores mas comunes que solemos cometer cuando estamos empezando es ver a la distancia a los empresarios. Creer que son un club de malas personas que te quieren quitar tu valioso tiempo y conocimientos a cambio de poco, poquísimo dinero mientras ellos nadan en monedas como Rico McPato (o Tío Gilito en España, jaja) y no darte cuenta que muchas veces son personas que apuestan todo lo que tienen en su negocio y que cada decisión, especialmente a quién integran a su equipo, afecta de forma fundamental en su proyecto, en su vida y en la de los que dependen de ella.
No hay nadie a quién le importe más que la empresa vaya bien. Y eso es un punto a tu favor, si puedes hacer que se de cuenta que tenerte en su equipo es una buena inversión. (Spoiler: Entregar una hoja, como todos los demás antes que tú, no es la mejor forma)
Haz un esfuerzo extra e investiga a la empresa, analiza lo que corresponda con tu área de trabajo y plantea nuevas vías de negocio o mejoras en las actuales. Quizá no sean viables en ese momento, pero si es un empresario inteligente le llamará la atención y quizá tengas la oportunidad de reunirte con él para explicarle porque puedes ser un buen socio. No sólo un buen empleado, un buen socio de negocios.
Entre mas oportunidades de éstas generes, muchas mas son tus probabilidades de encontrar un buen lugar.

Haz la tarea

No importa si no tienes experiencia laboral (aunque dependiendo cuantos años tengas se va reduciendo ese no importa) prepara tu portafolio para el trabajo que quieres tener.
Haz la tarea, busca y selecciona las empresas en las que te gustaría trabajar y contacta con ellos. Aunque no tengan un anuncio publicado. Mira los trabajos que han hecho, los clientes que tienen, stalkea en sus redes sociales, entérate de lo que está pasando a su alrededor y busca como ofrecerles valor. Es muy probable que publiquen eventos a los que han ido o irán. Ve. Si la entrada cuesta, velo como una inversión y sacrifica unas cervezas. Participa. Levanta la mano y pregunta, si lees antes de qué va la cosa y dices algo coherente mucho mejor.

Todo esto, así dicho parece tan obvio que es difícil creer que no lo haga todo el mundo, pero es verdad. Fíjate en tus compañeros de clase o en los del otro grupo si a los tuyos les tienes cariño y eso te nubla la mente. ¿Cuántos de ellos terminando las horas no quieren saber nada más? Exacto, los mismos que luego echan curriculums.

¿A quién contratarías tú?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *