Make it rain

¿Haz sentido ese pequeño dolor de estómago, justo en medio del cuerpo, que da cuando estás a punto de hacer algo que de tantas ganas que tienes que suceda, te da miedo?
Seguro que si. A todos nos ha pasado, cuando quieres invitar a salir a la chica que te gusta, cuando vas a mandar ese proyecto por correo, cuando estás a punto de apretar el ícono de teléfono para hacer esa llamada (y por quinta vez mejor lo guardas).

Algunas de las mejores cosas que me han pasado, han venido después de ese dolorcillo. Cuando lo he sentido y con ese impulso, con toda esa adrenalina, he decidido hacer eso que lo causaba. Como si me aventara de un sitio alto, pam!, sin pensarlo mucho.

Si ahora estás sintiendolo, si te están temblando las manos porque no puedes dejar de pensar y se te juntan las ganas en el pecho, aprovechalas y hazlo. Deja de leer, es más, dejaré ya de escribir. Deja todo lo que estás haciendo y ve a cambiar tu vida.

Haz que llueva.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *